Descarga el plano de la moraña y no te pierdas nada descargar

NARROS DEL CASTILLO-CONVENTO DE DURUELO (BLASCOMILLÁN)

Atravesamos el pueblo. El camino señalizado pasa por debajo de la iglesia, por la calle Fuente , a la calle Sequera , hay una bifurcación, y la calle Sequera es la calle de la derecha). Este camino es dirección prohibida para vehículos. Podemos, como alternativa, seguir la dirección obligatoria para coches, la calle pasa por encima de la iglesia, y va rodeando el pueblo por la c/ Cárcava, hasta llegar a la c/ Sequera.

Tomamos la c/ Sequera. Donde se acaban las casas de la calle, pasa el río Narros, sale una calle a la derecha, pero seguimos de frente . Junto a un transformador se incorpora un camino por la izquierda. Luego sale un camino por la izquierda, y lo tomamos. Sale otro camino a la izquierda, pero seguimos de frente, para pasar al lado de un campo de futbito al aire libre que dejamos a nuestra derecha. y seguimos derecho hasta llegar a unas casas derruidas, a unos 1,7 km.

Antes de las casas en ruinas hay un cruce en el que seguimos recto. Tras las casas en ruinas, el camino tiene una bifurcación con un pozito en el medio, tomaremos el camino de la derecha, quedando el pozito a la izquierda . Tras 2,4 km. aprox. (y un cruce, en el que seguimos recto), el camino se unirá a uno mayor (un camino de concentración), lo tomaremos hacia la izquierda , llevamos 4,2 km. desde Narros) y seguimos por él (en seguida sale un camino más a la izquierda, pero seguimos el que llevamos, más ancho)

El camino toma tuerce a la izquierda, tiene varias curvas, se le junta otro por la derecha, y en seguida se bifurca (a 5,2 km. de Narros). Deberemos tomar la dirección de la derecha, que dejará una alambrada a nuestra izquierda . Al poco, llegaremos a un camino de gravilla, que tomaremos hacia la izquierda Llegamos así al convento de Duruelo, un pequeño caserío que pertenece al municipio de Blascomillán. Estamos a aprox. 19,5 km. de Fontiveros

Duruelo ( Blascomillan )

“Era un lugarcillo de muy pocos vecinos, no serían veinte” como cuenta la Madre Teresa (Fundaciones, 13,3). Un señor de Ávila ofreció una casita para la fundación de frailes descalzos que se estaba proyectando. “Tenía un portal razonable y una cámara doblada con su desván y una cocinilla. Este edificio todo tenía nuestro monasterio. Yo consideré que en el portal se podía hacer iglesia, y en el desván coro (que venía bien), y dormir en la cámara”. Juan de la Cruz había pedido “que no se tardase mucho” en comenzar, y Antonio de Jesús también estaba dispuesto. Como decía Teresa, “todo era comenzar” (Fundaciones, 13,4). Entre tanto, Teresa llevó a Juan de la Cruz consigo a la fundación de Valladolid “para informar al padre fray Juan de la Cruz de toda nuestra manera de proceder, para que llevase bien entendidas todas las cosas, así de mortificación como del estilo de hermandad y recreación que tenemos juntas”: formaba así a s. Juan en los elementos fundamentales de la reforma carmelita que ellos iban a comenzar entre los frailes.

“Tardóse poco en aderezar la casa, porque no había dinero, aunque quisieran hacer mucho. Acabado, el padre fray Antonio renunció su priorazgo, con harta voluntad, y prometió la primera Regla; que, aunque le decían lo probase primero, no quiso. Íbase a su casita con el mayor contento del mundo. Ya fray Juan estaba allá” (Fundaciones, 14,2). Y así, en aquel lugar pequeño y pobre como un portal de Belén, nació el Carmelo Descalzo de los frailes el 28 de noviembre de 1568, primer domingo de Adviento.

Juan de la Cruz y Antonio de Jesús, los dos primeros carmelitas descalzos, abrazaron allí una vida de oración y pobreza, también de apostolado por los alrededores, algo que alegró mucho a Santa Teresa.

Eran los comienzos de una andadura que llevaría a Juan, más tarde, a ser formador en Alcalá y confesor de las monjas en la Encarnación, a sufrir la cárcel en Toledo y pasar después a Andalucía, a ser contemplativo y a la vez desplegar una gran actividad como confesor, director espiritual, formador, superior… y a escribir los versos de amor más hermosos en lengua castellana y algunas de las obras cumbres de la espiritualidad cristiana y la mística universal: el Cántico Espiritual, la Noche Oscura, la Subida del Monte Carmelo, la Llama de Amor Viva…

Eran también los primeros pasos de los frailes carmelitas descalzos, hoy extendidos por 70 países de los cinco continentes.

Santa Teresa, por su parte, visitó más tarde aquel convento, para seguir de cerca la vida que llevaban.

Año y medio más tarde, un caballero les ofreció un lugar en Mancera de Abajo, un pueblo cercano, y se trasladaron a aquel lugar. Aquella casita pequeña desapareció “sin hacer ruido”, como diría Santa Teresa.

En 1637, sin embargo, la Orden quiso recuperar aquel lugar de sus inicios, y fundó de nuevo un pequeño convento, que se mantuvo hasta que los frailes fueron expulsados en 1835. Está en el lado sur del actual caserío (cruzando sobre el río Almar, lo que queda enfrente)

Y en 1947 Santa Maravillas de Jesús fundó de nuevo en este lugar el actual convento de monjas carmelitas descalzas (que queda al norte, hacia la derecha. La carretera va rodeando la tapia hasta llevarnos a la entrada del recinto y de la iglesia). En el lugar primitivo construyeron una pequeña ermita, y a principios del presente siglo, recuperaron lo que queda el antiguo convento del siglo XVII (pues la iglesia se perdió) y lo restauraron.

El lugar invita a saborear la soledad, el recogimiento y sencillez de aquellos pasos primeros.

Datos prácticos

  • Para orar, la iglesia del convento suele estar abierta todo el día. Los demandaderos del convento (su casa está un poco antes de llegar a la puerta de la iglesia) tienen la llave de la ermita que está junto al convento antiguo, pueden abrirla para grupos
  • Un poco antes de llegar a la iglesia, hay también servicios higiénicos. Tomando la carretera en dirección contraria (hacia el sur, hacia el pueblo de Blascomillán. Es decir, al cruzar el río Almar, a la izquierda) a unos 500 m. nos encontramos la fuente d
  • El pueblo al que pertenece Duruelo es Blascomillán, a 5 km. hacia el Sur, por la carretera antes indicada. Hay allí tienda de alimentación, consultorio médico y taller de reparación de bicicletas.
  • En Narros del Castillo y en Mancera hay casa rural donde se puede encontrar alojamiento.

Fases Próximas

¿Tienes un negocio en La Moraña?

Si tienes un negocio en La Moraña, tienes que estar en la Asoiación de Turismo "La Moraña".

Más información

Póngase en contacto

A.T "La Moraña"